CUENTOSPARAMAYORES es un pequeño proyecto nacido en la cuna de una pandemia mundial, el cuál, muy probablemente, nuca hubiera visto la luz de no ser por ésta. Durante la cuarentena allá por Abril de 2020, y debido a la falta de contacto físico con más seres humanos que mi compañera de piso, algunas carencias fisiológicas comenzaron a hacerse evidentes, y fruto de ese descontrol hormonal, nació mi primero relato erótico, o al menos, lo más parecido a uno que había hecho hasta la fecha. Compartir esa creatividad con el resto de hispanohablantes, fue una decisión que se forjó un poquito más adelante, producto del morbo, y de la idea de que siempre había querido tener alguna clase de proyecto en internet, que me permitiese acercarme un poquito más a la ansiada libertad financiera. La finalidad del Blog ha ido variando ligeramente desde que era tan solo un pensamiento en mi cabeza. Inicialmente, se trataba exclusivamente de eso, de relatos eróticos, de dar la posibilidad a otras personas de disfrutar, o no, de algo fruto de mi creación; pero según ha ido pasando el tiempo, me he percatado de que vá más allá, de que me gustaría que también pudiese servir de inspiración, de referencia, de fuente de creatividad en el, a veces marginado, arte del sexo. De veras me gustaría que además del mero disfrute de la lectura de los relatos eróticos, a alguien le sirviera para por ejemplo, llegar a experimentar en ámbito sexual; un juego nuevo, una práctica nueva, un fetiche nuevo.. Realmente, esa finalidad cada vez toma más peso, la de conseguir que todos podamos vivir una vida sexual lo más libre, plena y satisfactoria posible, indistintamente de nuestro género, condición, u origen. Así si que sin más dilación, os dejo que echéis un vistazo a la web, y si disponéis del tiempo y las ganas, me dejéis vuestra más sincera opinión. Y para cualquier consulta, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Gracias 🙂

Entradas recientes

El Mirador

Era nuestro primer verano juntos, nuestra oportunidad de generar recuerdos lejos de nuestra pequeña burbuja donde nos conocimos, y de donde rara vez salíamos; y para ser sincero, no pudo haber comenzado mejor. Sin saber muy bien cómo, llegamos a un mirador de la isla gracias a la sugerencia y amabilidad de unos paisanos, que … Sigue leyendo El Mirador

¿Te gustaría colaborar en la galería con contenido erótico? ¡Contáctanos!